Caruzzo: “Es un golpe que nos tiene que servir”

Federico Schnaider

Caruzzo: “Es un golpe que nos tiene que servir”

Matías Caruzzo, zaguero de Rosario Central que llegó en el último mercado de pases, fue uno de los pocos jugadores en no recibir la reprobación del público luego de la serie de resultados adversos que ha cosechado el equipo. El defensor se ha consolidado en la última línea canalla y es uno de los pocos que ha cumplido con creces hasta el momento; en la jornada de hoy dialogó con la prensa sobre la realidad del equipo.

Siguiendo el hilo de las palabras lanzadas por Marco Ruben tras el cierre del partido ante Unión, el ex San Lorenzo hizo una autocrítica respecto al funcionamiento del auriazul: “Esta derrota es un golpe duro y un bife que nos tiene que reacomodar porque no nos podemos permitir estas cosas; nunca se espera perder de esa manera, pero también hay que entender que fue una mala tarde y hay que sacarlo adelante”, destacó sin tapujos.

El portador de la número dos disputó los diez partidos que lleva Rosario Central en la presente temporada y se convirtió en palabra autorizada dentro del vestuario. El equipo de Arroyito lleva cuatro partidos sin ganar, entre los cuales solo ha marcado dos goles y recibió más goles de lo habitual.

Respecto a ello, el ex Argentinos le atribuye el rendimiento a la irregularidad que presenta el fútbol argentino. “Es difícil ver jugar bien a un equipo en el fútbol argentino; todo está muy parejo y es todo muy físico”. Pero lejos de achicarse, intentó buscarle la vuelta a la realidad, señalando que “hay que agachar la cabeza, tener humildad a la hora de trabajar y hacernos cargo del golpe que sufrimos”.

Su reciente llegada a Rosario no lo mantiene al margen de la pasión con la que se vive un clásico en la ciudad: “Vivimos el fútbol de una manera muy extrema y no es así. Yo camino por la calle y la gente de Central me saluda, pero la gente de Newell´s también me trata muy bien. ¿Cuál es la transformación yendo a una cancha? No lo puedo entender“, lanzó de forma crítica el zaguero.

A la hora de hacer un análisis más introspectivo, puso de ejemplo el clásico que disputaron el pasado domingo Belgrano y Talleres. “ En Córdoba se pudo jugar, con gente de los dos y se vivió una fiesta. Un equipo ganaba 3-0 y la otra gente cantaba también. El día que entendamos que uno gana y el otro pierde y ahí se termina, va a haber un cambio”, comentó.

Además, agregó una crítica respecto al “folclore”: “No hay que perder de vista que es un partido de fútbol. Todo tiene un límite y ojalá se viva de una manera particular pero que se pueda volver a jugar con gente de los dos lados, eso es lo ideal; sin gente, se vuelve un partido aburrido”, cerró Matías Caruzzo, mostrando sus ganas de vivenciar un clásico con todos los condimentos.